sábado, 24 de mayo de 2008

Beneficios del arándano para la visión.


Lesiones oculares.

Los arándanos son ricos en flavonoides antocianinas, pigmentos que se encuentran en los frutos y que tienen una función antioxidante por lo que ayudan a reparar las lesiones que se producen en el interior de los ojos por la acción de los radicales libres. La labor de estos flavonoides se centra en la reparación de las células nerviosas de la retina; aumento del caudal sanguíneo, lo que aporta mayores nutrientes al ojo; en la protección del colágeno, y en la conservación y mayor rapidez en la producción de rodopsina, una proteína de los bastones de la retina encargada de captar la luz, evitando la afección denominada ceguera nocturna.Para vigorizar la visión se recomienda la infusión de 3/4 de una cucharadita de hojas secas por taza de agua. Tomar 2 tazas al día entre las dos comidas principales. El líquido es adecuado para realizar lavados de ojos, los cuales potencian la visión.

Glaucoma, cataratas.
El arándano ayuda a mantener las estructuras del ojo al proteger el colágeno, la proteína que configura los tejidos oculares y cuya flaccidez puede acelerar la aparición de esta enfermedad. Para el alivio externo realizar una decocción de 1/2 cucharadita de hojas secas por taza de agua durante 5 minutos. Dejar enfriar y mojar una compresa para realizar un lavado de los ojos. Este mismo tratamiento resulta adecuado para la retinopatía diabética.